Deportes

Pacquiao pierde contra Ugás: Desde ya, pide revancha

La caída de Manny Pacquiao ante Yordenis Ugás, se sintió en todo el T-Bonile Arena de las Vegas. Después de su regreso, tras dos años de inactividad, el boxeador subió al cuadrilátero profesional, perdiendo su oportunidad de levantar el cetro. Incluso en Colombia, donde el boxeo no es tan popular, se sorprendieron de esta noticia. Te damos todos los detalles a continuación, así como las palabras que dirigió Pacquiao después de esta derrota.

La derrota de Manny Pacquiao

Después de enfrentarse al cubano, fue inevitable que los estragos de la pelea fueran visibles para el boxeador de 42 años. En un video publicado en redes sociales, se puede notar como Manny Pacquiao no puede ni abrir los ojos, así que su esposa tiene que ayudarlo a comer. Al ver estas imágenes, los aficionados del deporte recordaron las dificultades que viven los boxeadores después de una pelea, por lo que después de un enfrentamiento, el peor enemigo de las manos, serán los cubiertos.

Con tan solo 35 años, Ugás defendió su título de la Asociación Mundial de Boxeo, bajo la categoría de peso súper welter. Los jueces le concedieron la siguiente puntuación durante el enfrentamiento: 116-112, 115-113 y nuevamente 116-112. Sin embargo, algunos aficionados mostraron su descontento pues afirmaron que la pelea estuvo más reñida.

Mientras tanto, Pacquiao sufrió desprendimiento de retina. Esto obligó al boxeador a pedir un sustituto de emergencia. Increíblemente, Ugás quien apareció en escena, destacándose, aunque no era precisamente el favorito en las apuestas de la noche.

Antes de la pelea, ya que el futuro del filipino se hacía incierto. Y es que el 13 de agosto, dirigió unas palabras a sus aficionados que los sorprendió. Quizás esta sea la última pelea del jugador. Aunque no está totalmente seguro, aseguró que todo se vería paso a paso, según su recuperación.

El futuro de Manny Pacquiao

Hasta los momentos, Pacquiao ha tenido 62 peleas ganadas, en contra de tan solo 8 derrotas. Por lo que, en toda su trayectoria, ha demostrado ser una verdadera estrella del deporte. No obstante, aunque siempre ha mostrado su inmenso amor por el ring, lo cierto es que, en esta última pelea, quedó como si le hubiese pasado un tractor por encima. Después de varios jabs y derechazos potentes de su adversario, tanto el rostro como su cuerpo, quedaron muy destruidos.

Lamentablemente, en toda la pelea, el boxeador no dio a los espectadores ninguna impresión de ganar la pelea. Además de no esquivar bien los golpes contundentes de Ugás, sus ataques fueron “débiles”.

Durante la pelea, justo en el tercer asalto, al filipino se le acalambraron las piernas, por lo que no le respondieron a la velocidad a la que este está acostumbrado. Aun cuando sus palabras antes de la pelea estaban dirigidas a una posible despedida del boxeo, días después, comenzó a contemplar una revancha.

De hecho, ante The Athletics, Pac-Man aseguró que, si puede volver en enero, así lo hará. De manera que es posible que tenga la revancha que tanto quiere. El senador filipino Al Haymon afirmo que no habría problema en eso. Sin embargo, Manny dijo que será una decisión que tomará después de pensarlo bien, pues los oponentes son cada vez más fuertes, incluso que todos a los que se ha enfrentado durante su carrera.

¿Qué le funcionó a Ugás y a Manny no?

El campeón ya había afirmado que Ugás era un oponente muy fácil, solo que tenía un estilo diferente. Por lo que para este no debió haber sido un reto esquivar los ataques. No obstante, lo que cambió fue la forma como se movió el filipino en esta ocasión, muy diferente a sus anteriores combates. Después que sus piernas fallaran, todo cambió.

Mientras tanto, Ugás planteo un plan bien diseñado y así lo siguió. Lo que le funcionó en el primer asalto, lo llevó hasta la victoria en el último. El cubano afirmó que quizás lo que le jugó en contra a Pacquiao fue su largo periodo de inactividad. Por lo que, sin tener brindar gran emoción al público, Ugás fue mucho más efectivo.

Los problemas físicos del filipino junto a no tener un plan B, llevaron a Manny a perder la que quizás sea su última pelea. Por supuesto, fue una muy mala noche para el boxeador, quien, a pesar de todo, no ha perdido su brío, y tiene todas las ganas de volver al ring a demostrar que su experiencia y éxitos no pasen en vano.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Botón volver arriba